Bienvenido

El oficio del traductor va más allá de la mera entrega de un texto. Es una especialidad que exige, además de un perfecto dominio de la gramática, una gran dosis de creatividad y de saber identificarse con ambas culturas y costumbres.

Traducir no es transcribir un texto palabra por palabra, sino moldear una frase hasta que refleje, de la forma más exacta posible, la intención del escritor, siendo, a la vez, perfectamente comprensible para el lector. Por ello, no basta con dominar dos lenguas, sino que hay que comprender en profundidad ambas sociedades, su cultura, su historia y sus tradiciones para que una traducción alcance su objetivo: poner en comunicación clara y abierta a dos personas, a dos empresas, a dos realidades dispares.

A esta precisa, difícil y apasionante labor dedicamos nuestros esfuerzos, nuestras aptitudes y nuestros conocimientos. Nos ponemos a su servicio y al servicio de sus clientes para superar las barreras idiomáticas y colocar en sus manos la traducción que responda a sus necesidades y expectativas.



Webdesign Almelo: Webton